Los 10 Mandamientos para el Fotógrafo Aventurero

1) Escucharás a tu guía por sobre todas las cosas

Gracias a la tecnología y a la abundancia de información, es muy común que muchos quieran dárselas de sabiondos y de que conocen mejor la zona que el propio guía de viaje. Normalmente esta clase de persona es la que aparece en las noticias locales, ya sea censurada por el nivel de brutalidad en el ataque o con grabaciones en vivo mostrando lo ridículo de la situación.

Los guías y los locales saben cómo es la movida en la zona, y si te dicen que no hagas algo, te lo dicen por una buena razón. Si dicen que no te acerques  a los animales, hazles caso y usa tus teleobjetivos; si dicen que sigan la carretera, no te desvíes solo por tomarle fotos a un simple tejón. Por todos los cielos, si te dicen no salgas del auto ¡Quédate en él!

2) No tomarás el viaje en vano

Probablemente no haya razón para decirlo, pero de todas formas vamos a hacerlo: Si vas a planificar un viaje con el fin de tomar fotos, pórtate como tal. Trae el equipo que estés seguro vas a necesitar, repuestos, y todo lo que te garantice una toma de fotos agradable y sin complicaciones: agua, protector solar, repelente, ropa cómoda…

No hay nada peor que irse de safari o excursión y darse cuenta que olvidaste el filtro UV, o no trajiste baterías extra. O tener que molestar a otros turistas para pedirles agua o repelente. Es de muy mal gusto.

3) Enaltecerás el viaje

Un viaje así de grande no puede ser solo por fotografías. Es una oportunidad para conectarte, para disfrutar y ser libre. Aprovéchala. No te enfoques en conseguir la foto perfecta, con los animales perfectos y la escena perfecta. Solo respira, disfruta y fluye con el viaje. La foto perfecta se va a dar sola en el momento indicado, solo debes tener los ojos bien abiertos y afinar ese ojo compositivo.

Intentar forzar la experiencia para que sea tal como tú la imaginas es la razón por la que existen películas como “Comer, Rezar, Amar” y, ahora que lo veo, una vasta mayoría de la filmografía de Julia Roberts.

 

 

4) Honrarás a hombre y bestia

Otra cosa que debería ser obvia, pero por alguna extraña razón no es acatada por muchos fotógrafos es el respeto hacia la población y fauna locales. Es muy común que un fotógrafo vaya a una zona distinta a su zona de confort y piense que está en un museo; esto se ve principalmente en destinos donde la población local exprese su cultura abiertamente, como África, India y Asia.

De igual forma, es muy común que se piense que la fauna local es como la del zoológico, y el cambio de opinión solo sucede cuando el animal, bicho, o planta intenta arrancarles la cara o derretirles la piel.

El respeto es una cualidad importantísima para cuando se visita el extranjero. Los atuendos, danzas y festivales no son algo encantador para los turistas, son tradiciones que tienen significado para esta gente. Los locales no son personal de una feria para que les tomes fotos cuando te dé la gana, son seres humanos también y se les debe tratar con todo el respeto y educación que eso significa. Y si aun con el respeto dicen que no, significa no.

El respeto también va también para la naturaleza, Si algo tiene colores raros, no intenten tocarlos. No coman nada que no reconozcan en una guía. Y por todos los cielos si ven algo moverse en la espesura, o algo arqueando la espalda mientras sisea, sean sabios y aléjense tres años luz del sitio.

5) No herirás

Un principal atractivo de visitar zonas salvajes es ver la fauna y la flora y tratar de capturar su gloria. Sin embargo mucha gente, en especial en safaris, ignora el “tratar” y sale de cacería por una foto. Muchos se acercan peligrosamente a los animales, otros hacen ruidos para molestarlos y que vean a la cámara, y hay otros que tiran comida u otros objetos para sacar reacciones.

No hace falta decir está mal meterse con la fauna. Pero en más que el aspecto moral, véanlo desde el aspecto profesional. Dice mucho que un fotógrafo tenga que hacer que un animal mire a la cámara para conseguir una foto.  Si hemos podido tomar fotos de personas que no nos ven, ¿Qué tiene un animal de diferente? No hay nada mejor que mostrar como la personalidad del animal, en su estado natural sin perturbaciones. ¿Y quién sabe? Cada animal es diferente. Y hay algunos que saben lo que es una cámara y no les importa para nada posar, siempre y cuando respetes sus espacios.

6) No cometerás impurezas

Este es simple. A falta de un librito de leyes, usa el sentido y común.

No. Hagas. Estupideces. ¿Simple, no? No ensucies, no lastimes a nada y nadie, juega limpio… Es sorprendente que haya que decir esto.

7) No arruinarás

Lo más probable es que termines con un grupo de fotógrafos exploradores, o simplemente gente que quiere pasar un buen rato. ¿Entonces por qué hay gente dedicada a amargarles la sesión a otros? Empujones para obtener el mejor punto de vista, usar flashes poderosos en espacios innecesarios, o simplemente hablarnos mientras componemos…

La mezquindad y rencor entre fotógrafos es una de las peores cosas que puede haber. Trata como te gusta que te traten. No estorbes durante la sesión, no entorpezcas al fotógrafo, y ciertamente no trates de robarle su escena. Existen miles de maneras de tomar una misma escena sin necesidad de dificultarles las cosas a otros.

8) No esparcirás falsa información

Tú no sabes más que el guía del viaje. Wikipedia y el Libro Gordo de Petete no reemplazan la experiencia y sabiduría de vida. No solo podrías cometer un error fatal, también cae mal que el extranjero se las quiera dar de sabiondo. Después de todo, ¿Cuántos no han malinterpretado el lenguaje corporal de un animal? ¿O comido una planta que no debían?

Está bien corregir de vez en cuando. Sacar la guía de campo una que otra vez. Pero déjale la orientación al hombre capacitado, y tus conocimientos y sentido común para ti mismo. Es mejor que solo una persona vaya a Emergencias, que todo un campamento, ¿No es así?

9) No consentirás actos ni ideas impuras

Muy simple, a decir verdad. Di “Aléjate Satanás” cada vez que oigas a alguien sugerir algo estúpido, riesgoso o ilegal. Y por supuesto, no sugerir nada que entre en alguna de esas tres categorías.

¿Quieren llevar el jeep para cercarles el paso a unos elefantes? No, señor, claro que no. ¿Arrancar unas flores del suelo? Ni se les ocurra. ¿Tirarle piedras al obviamente malhumorado león macho? Suicídense ustedes.

10) No codiciarás las experiencias ajenas

Una parte de enaltecer el viaje es disfrutar de lo que el destino y tu habilidad fotográfica te dieron.  ¿Pero sabes algo? También es bueno compartir.

Si conseguiste fotos buenas y tus compañeros no, está bien aconsejarles en que ajustes deben usar o que técnica empleaste. Si conseguiste un sujeto interesante, compártelo, y sugiere ángulos o técnicas para que las fotos no sean iguales.

En resumen, podemos decir que lo principal para disfrutar un buen viaje de fotografías es: respeta a todo el mundo y no seas un malhumorado. Básicamente, sé un ser humano decente.

5 Agosto, 2017

0Respuestas enLos 10 Mandamientos para el Fotógrafo Aventurero"

Deja un mensaje

© Fotoeducacion.com// Todos los derechos reservados, 2015-2017