Fotografiar a un adolescente

Fotografiar a un adolescente

Al principio puede parecer un gran desafío.  Tenemos el prejuicio de que los adolescentes son personas que son muy difíciles de controlar. La verdad es que puede que a veces pongan ciertos obstáculos, pero no es tan difícil como parece.  En muchas ocasiones tenemos que trabajar con adolescentes ya sea para una sesión privada, un comercial, una ocasión especial….etc. No hay porque tener miedo. En lo absoluto.  He aquí unos tips para fotografiar a un adolescente:

Comunicate con tu cliente.

La comunicación es muy importante, no solo podrás entender lo que el cliente quiere sino que también podrás decirle cuáles son tus expectativas. Hablar con un adolescente no es tan difícil y menos en una situación en la cual ambos están tratando de dar lo mejor de sí mismos.

Hazle saber qué es lo que deseas para la sesión de fotos. Muéstrale un catálogo de fotos, hazle saber cuáles son los objetivos a cumplir.

Lo más seguro es que ambos lleguen a un acuerdo.

Es importante que antes de tomar las fotos le digas cuál es tu estilo. Qué tipo de maquillaje y peinado esperas para ese día. Muéstrale fotos con el maquillaje en alguien más, explícale que tu visión hará que se vea bien. Pregúntale si está de acuerdo, que si él o ella cambiaría algo.

Recuerda que ser inflexible no lleva a ningún lado y que siempre es bueno recibir ideas de lo demás.

 

Hacerlo sentir incluido.

Muy a menudo los adolescentes ponen problemas porque sienten que aun los tratan como niños. La verdad es que cualquiera se enfadaría si menos preciaran tus ideas. Es por eso que recomendamos que involucres al adolescente en el proceso creativo. Cuidado! Eso no significa que el vaya a tomar control de la situación y que tendrá la libertad absoluta de hacer lo que quiera.  Pero sí puedes hacerlo parte de cosas pequeñas.

Para empezar puedes preguntarle cuáles son sus expectativas, que si tiene alguna foto que quiere que le tomes.  Puedes mostrarle alguna foto que le hayas tomado y mostrarle tu entusiasmo. Hazle saber que el trabajo que hace esta muy bueno, que no tiene porque sentirse cohibido.  

Si te ha tocado un adolescente un poco engreído, no hace falta desilusionarlo para que vuelva en sí. Háblale y guíalo en su actitud. Dale consejos.  De seguro llegarán a un acuerdo.  

 

 

Traer accesorios.

Los accesorios son muy importantes. Ayudan a que tu sujeto se sienta menos tímido y con más ideas que proponer.  Un par de lentes puede hacer que tu sujeto pase de tímido a alguien confiado. Un paraguas puede ser divertido y coqueto.

El adolescente se va a sentir más confiado ya que la experiencia se vuelve más interactiva y divertida.  

Sin embargo, si tu sujeto sigue un poco tenso después de ponerle los accesorios, trata de animarlo. Haz que interactúe con lo que has dado. Invitalo a actuar, que se imagine que es una persona distinta. Toma los accesorios y muéstrale que poses puede hacer. Ponte en su posición de forma cómica y de seguro eso le levantara el ánimo.

 

9 septiembre, 2016

0Respuestas enFotografiar a un adolescente"

Deja un mensaje

© Fotoeducacion.com// Todos los derechos reservados, 2015-2017