El Futuro de la Industria Fotográfica

Los 7 Artes han visto un gran cambio en la última era. Ya los pintores utilizan tabletas, los escultores imprimen a 3D, los DJs son los nuevos maestros de orquesta… Todo cambia y evoluciona. Las industrias están muy alertas a este cambio y han respondido de forma acorde…
Pero la fotografía parece ser uno de esos campos que se rehúsa a creer que el cambio ha llegado. Muchos profesionales hasta han dicho que este es el “fin de una era”, el crepúsculo de un arte.
¿Están en lo correcto? O simplemente rehúsan adaptarse?

Se Acabó el Elitismo

La fotografía es, y no vamos a decir que no, un campo muy elitista.
Las cámaras cada día se vuelven más económicas e inteligentes. Muchas cámaras llamadas “de nivel de entrada” de los últimos años ofrecen una versatilidad que solo las cámaras profesionales ofrecían. Y a medida que la industria crece, lo que antes llamamos profesional empieza a llamarse nivel intermedio y se va volviendo más y más accesible al público general.
Ya no basta con tener conocimiento y equipo. Bueno, en realidad nunca bastó. Pero antes, era tan difícil encontrar a alguien que se tenía la ilusión de que solo los verdaderamente exitosos y dedicados podían ser fotógrafos. Ahora, cualquiera dispuesto a hacer el sacrificio puede convertirse en fotógrafo.
Ya la fotografía no es una comunidad cerrada. Los muros cayeron. Ahora es cuando más que nunca existen oportunidades.

Ahora Hay que Trabajar

Ningún mercado desaparece. Solo muta y cambia de apariencia. Cambia de dinámica. Y eso es exactamente lo que sucede.
Antes, toparse con un fotógrafo era una cuestión de suerte. La gente tenía que buscarlos y hacer lo imposible por reservar sus citas. ¿Ahora? Ahora, las cosas son diferentes. Ahora son ellos los que deben cazar a sus clientes.
La industria es competitiva, sí, pero es ahora que está más viva. Claro, deberás atravesar algo de lodo y esperar pescar al pez gordo, pero las oportunidades abundan más que nunca.
¿Toma esfuerzo? Sí. Pero siempre ha sido así. Toda industria siempre es así.

No es Tomar, es Hacer

Como el conocimiento está tan difundido, todos tienen la técnica en cierto grado. Muchos manejan conceptos como Regla de Tercios y exposición, así que una foto técnicamente correcta ya no es suficiente.
Ahora las imágenes deben ser más poderosas. Más llamativas. Más creativas. Ya ese simple retrato en el jardín no es suficiente. Hay que ir más allá. Hacer un esfuerzo extra y buscar sobresalir.
Hoy en día, cualquiera toma fotos. Pero solo pocos hacen fotos.

Buscar el Final del Arcoíris

Los fotógrafos del Nuevo Milenio eran bastante especializados. Un fotógrafo de bodas experimentado y exitoso no estaría interesado en fotografiar un desfile de modas, y era inútil sugerir a un retratista que fotografiara reportajes.
El hecho de que la curva de aprendizaje haya disminuido tanto hace posible y bastante factible ser generalista. O por lo menos serlo hasta encontrar tu final del arcoíris, ese nicho especifico que te caracterizará como profesional. Porque si algo es seguro, es que para todo hay un mercado. Y si juegas bien tus cartas, es posible volverse cabecilla de ese nicho.
¿Cuesta? Claro. Como en toda carrera. Ningún doctor espera ser Jefe de Cirugía apenas termine su carrera; ningún abogado espera tener su propio bufete apenas salga de la escuela de leyes. Todo toma trabajo y dedicación.
¿Hay competencia? Si, la hay. Lo cual es bueno. Que un mercado sea competitivo significa que se mueve mucho. Un mercado sin movimiento es un mercado sin clientes.
Ahora más que nunca que la empresa se está moviendo, es la oportunidad de surgir.
11 octubre, 2017

0Respuestas enEl Futuro de la Industria Fotográfica"

Deja un mensaje

© Fotoeducacion.com// Todos los derechos reservados, 2015-2017